A veces, para dotar a nuestros sistemas de los mayores estándares de seguridad tenemos que hacer algunos procesos un poco más complejos. Por eso es importante que conozcas qué sistemas de seguridad utilizamos en el Santander para que puedas usar la banca online con tranquilidad:

  • Clave de acceso y firma electrónica. Tu NIF es tu identificador de acceso para utilizar los canales a distancia del Santander. Y la “clave de acceso” es tu contraseña. Es importante que seas muy cuidadoso con esta información y no la compartas con nadie. Es la llave que asegura tus cuentas. La firma electrónica es la contraseña que necesitarás para firmar operaciones y contratar productos. Es un nivel adicional para tu seguridad.

    Recuerda que en el Santander nunca te pediremos tu contraseña ni tu firma electrónica completas, tan solo posiciones aleatorias para identificarte. Si recibes alguna petición en nuestro nombre para revelar alguno de estos datos desconfía y contáctanos para asegurarte.

  • OTP (“One Time Password” o contraseña de un solo uso) es un nivel de seguridad adicional para garantizar la seguridad de algunas operaciones sensibles. El banco te envía a través de un mensaje SMS una clave única para asegurar que eres tú y no otra persona quien está ordenando la operación. Como el teléfono móvil es el medio que usamos para enviarte la clave es importante que mantengas la información actualizada y nos facilites tu número de teléfono en caso de que lo hayas cambiado.

  • Monitorización del fraude. Para proteger tu dinero empleamos metodología de detección temprana de operaciones que pueden parecer fraudulentas. Eso implica que desde Banco Santander podríamos contactarte si en alguna ocasión necesitamos confirmar que alguna operación ha sido ordenada por ti y no te están suplantando. Si no consiguiéramos localizarte para confirmar la autenticidad de una operación, procederíamos a bloquearla hasta contar con toda la información necesaria.

  • Extractos y justificantes online. Este tipo de información de las operaciones está a tu disposición en la banca online para que puedas consultarla de forma periódica y te permitirá detectar a tiempo cualquier movimiento sospechoso.

  • Test periódicos de intrusión. Realizamos test de seguridad periódicos sobre nuestros sistemas , para asegurar que están libres de amenazas ,y que los datos están almacenados en sitios seguros. De esta manera protegemos la confidencialidad de tus datos y de todos nuestros clientes.

  • Datos cifrados. Todas nuestras comunicaciones por donde viajan datos confidenciales o críticos están cifradas. Eso significa que en caso de que alguien consiguiera interceptar una comunicación no tendrían acceso a los datos. Por esa razón, tanto la banca online como algunas zonas de nuestra web en la que hay formularios de datos están encriptadas. Puedes identificar cuándo estás navegando por una web segura (cifrada), mirando que en tu navegador la dirección web comience con “https://” y no con el habitual http://. Además verás que en las webs seguras aparece el símbolo de un candado cerrado. Para encriptar las zonas críticas de nuestros sistemas contamos con certificados SSL (Secure Socket Layer, en español “capa de conexión segura”).

  • Servicios antiphishing, antimalware y antitroyanos. Con la ayuda de empresas especializadas, estos servicios velan por la seguridad de tus cuentas y tus dispositivos, eliminando las posibles amenazas que puedan afectarte tanto a ti como a nuestros sistemas.

Síganos en Facebook